Gato bengalí, Gato animal

Gato bengalí

Gato bengalí 1280 960 Orion


Origen del gato bengali

Se debe al cruce entre un gato leopardo nativo de Asia y un gato atigrado doméstico, obteniendo el lado salvaje y aventurero del primero, pero la tranquilidad y cercanía del segundo. La raza del gato bengalí se originó de la voluntad Jean Mill, psicóloga, experta en genética y amante incondicional de los gatos, la cual quería obtener un gato casero con el pelaje de un leopardo. El programa de cría inició en el año 1963, empleando una gata americana de pelo corto y un macho de Leopardo Asiático (el Felisbengalensis). Para la década de los años 70, se consolidó la raza, sin embargo, la crianza selectiva comenzó en los años 80, en Arizona, Estados Unidos. La unión con el Felis Bengalensis se admitió a partir de la cuarta generación, y la asociación internacional del gato lo reconoció como raza en el año 1991.


Características gato bengalí más comunes

El gato Bengalí, es un gato de gran tamaño por su constitución ósea, de manera que no será raro que llegue a pesar entre 6 y 8 kilos. Es de estructura pesada, musculosa y robusta, con una base en tonos amarillos, beige, grisáceos, dorados o naranjas. Las rayas son negras, marrones, chocolate o canela. Posee una cola gruesa y de tamaño medio, con una terminación negra, que va disminuyendo su grosor hacia la punta. La cabeza del gato bengalí es levemente pequeña en comparación a su cuerpo. Su nariz es amplia, larga, de color ladrillo, perfilada, y con una fina línea negra. Las orejas son pequeñas como las del leopardo asiático. El gato bengalí tiene unos impactantes ojos que destacan por su tono dorado verdoso y su forma almendrada. Como dato curioso, la generalidad de los bengalíes exhiben una marca en la frente en forma de «M».

Gato bengalí, Gato animal

Como todo dueño de gato sabe, nadie posee un gato. - Ellen Perry Berkeley

Este lema viene como anillo al dedo a la raza de gato efinge 😽

Gato bengalí, Gato animal


¿Cómo es el carácter del gato Bengalí?

El gato bengalí se adapta muy bien a la relación familiar y a ambientes muy diversos, sin embargo, es recomendable que pueda disfrutar parte de su tiempo en algún jardín o balcón ya que su instinto salvaje hace que necesite más tiempo en el exterior que cualquier otro gato doméstico. Le encanta comer, demanda acción y atención y se adapta muy bien a vivir en familia, aunque su lado salvaje le llevará a veces a cometer alguna travesura. El gato bengalí procede de un gato salvaje, pero aún así, es afectuoso y muy cercano con su dueño. Es un gato que suele hacer amigos con facilidad, tanto de otras mascotas como de los niños de la familia, y en general, es un animal muy inteligente, curioso y juguetón. Aunque parezca increíble, es un gran nadador, condición casi inexistente en gatos domésticos. Obviamente esta condición, es legado de su ascendente selvático, el gato leopardo de Asia, que se caracteriza por sus condiciones de pescador y nadador nato.


¿Qué se le puede dar de comer a un gato Bengalí?

La alimentación depende de las condiciones en las que el gato Bengalí viva. Si su vida es sedentaria, hay que estar pendiente de su dieta para que no engorde, pero si por el contrario es muy enérgico y tiene mucha actividad, se debe ser más condescendiente con la misma. El pienso es de vital importancia para mantener un equilibrio en la dieta del gato Bengalí. Es muy importante que el pienso que le proporcionemos sea de gran calidad y de alto valor proteico, en especial por la gran musculatura que debe desarrollar el gato Bengalí. Además el gato Bengalí requiere de un aporte extra de energía debido a la actividad tan alta que tiene. Pero además del pienso es muy importante una correcta dieta ACBA que quiere decir “Alimentos Crudos Biológicamente Apropiados”.


La receta para una adecuada dieta ACBA:

  • 2 kilos de pollo picado crudo
  • 350 gramos de corazón de pollo
  • 200 gramos de hígado de pollo
  • 2 yemas de huevo
  • Aceite de salmón (un buen chorreón pero sin pasarse)
  • Levadura de cerveza (enriquecida con taurina para gatos).

Esto lo mezclamos todo picado y hacemos albóndigas para congelar. El suministro de estas albóndigas de carne cruda previamente elaboradas nunca se deben mezclar con el pienso ya que la velocidad de transito intestinal es diferente.


¿Cuáles son las enfermedades más comunes del gato Bengalí?

  • Es un problema articular que, el caso de una luxación pateral, se da por deformaciones de origen genético en la rótula o en la articulación. Es posible que nos receten anti-inflamatorios o sesiones de fisioterapia para nuestro gato Bengalí.  El control o la reducción de peso puede ayudar a prevenir este tipo de problemas.

  • Se trata de una afección cardíaca que afecta comúnmente a la raza de gato Bengalí. El músculo del corazón se hace más grande y provoca que el órgano en sí tenga que esforzarse más para realizar su trabajo. Los síntomas más visibles de esta enfermedad son la letargia y los jadeos, y lo único que podemos hacer, es que en cuanto detectemos los síntomas por leves que nos parezcan, acudamos al veterinario, el cual nos aconsejará el tratamiento y los cuidados necesarios para nuestro fiel amigo.

  • Esta enfermedad ocular es genética pero imposible de detectar para los dueños del animal. Los portadores del gen pueden padecer la enfermedad, o bien pueden ser asintomáticos, por lo que, estos últimos, la pasaran a sus descendientes sin que podamos saberlo previamente. Lo que hace esta enfermedad es deteriorar los conos y los bastones de la retina de nuestro gato, hasta acabar causando ceguera con el paso del tiempo.


Consejos antes de comprar o adoptar un gato Bengalí

  • Tienes que tener en cuenta que deberás tener paciencia para educarlo y tiempo para jugar con él ya que los gatitos tiene demasiada energía y son bastante hiperactivos. El precio de un gato Bengalí suele rondar, en criaderos legalizados, entre 1000 y 2000 €, pero si buscas en plataformas de anuncios, puede encontrarlos entre 300 o 600 € debido a los orígenes no legalizados de las crías, generalmente camadas entre particulares.

  • Un gato adulto ya tiene los conocimientos básicos aprendidos y acostumbrarlo a un nuevo hogar será más sencillo, además de darle una segunda oportunidad.

  • Un espacio en el que siempre esté su arenero. Nunca debe estar cerca de la comida y a ser posible en un lugar ventilado.

  • Imprescindible un rascador si no quieres que tus muebles sufran.Es imprescindible tener preparada su zona de juegos equipada con juguetes, bolas, túneles y todo lo que se te ocurra.

  •  Debe estar lejos del arenero y tener agua fresca y un tazón de pienso. Hoy día existen fuentes de agua para gatos que mantienen el agua fresca y depurada. Les encanta!

  • Esta zona es muy relativa y cada gato decide cuál será la suya. puede ser su rascador, tu cama, o tu jersey favorito.


Preparar a la familia

Niños

Si tienes niños pequeños debes prepararlos para la llegada del nuevo miembro. Los gatos suelen ser muy cariñosos, pero también independientes, asi que tendras que enseñas a los niños a jugar, acariciar, y tratar a tu gato y a respetar su tranquilidad cuando lo necesite.

Otra mascota

Los gatos son bastante territoriales, así que asegúrate que el resto de mascotas que haya en casa se puedan llevar bien con el. Una buena presentación entre ellos es fundamental, así que al principio, dale un espacio privado al gato, y ve introduciéndolo poco a poco en el resto de la casa. Deja que las mascotas se huelan entre sí y vigila los primeros encuentros de forma constante y así, poco a poco perderán el miedo.

Gato bengalí, Gato animal

Visitar al veterinario

El veterinario deberá comprobar que todo está en orden y si es necesario, será vacunado y desparasitado. Si tienes otros animales en casa puedes poner en riesgo su salud al llevar a otro animal que pueda transmitir enfermedades. No lo dejes!


¿Cuales son los cuidados básicos del el gato Bengalí?

El gato bengalí no es muy exigente en cuanto a cuidados especiales:

  • Asegúrate de darle una alimentación adecuada a sus necesidades y de alta calidad.
  • Al tener el pelo corto, basta con cepillarlo de vez en cuando para mantenerlo sano, suave y libre de pelos muertos. 
  • Recuerda que es muy importante que queme energía y por ello deberás proporcionarle juego, actividad y salidas al jardín o al patio para que pueda satisfacer sus instintos salvajes.
  • Edúcalo bien desde cachorro para evitar problemas de comportamiento más adelante.


Curiosidades del gato Bengalí

  • Su maullido es diferente al de mayoría de gatos domésticos, por lo que conviene saberlo para no llevarse un buen susto al inicio de la convivencia. Se trata de un maullido corto y cerrado, que se asemeja más a algún animal salvaje.

  • El gato Bengalí es uno de los pocos felinos que adora el agua. Esta curiosa característica es adquirida de su parte salvaje, ya que el gato leopardo asiático, del que proviene, es un excelente nadador y un nato pescador.

  • El gato bengalí es muy seguro de sí mismo, tiene un carácter fuerte, es juguetón, inteligente, adora trepar y está lleno de energía. 

     


Y, por último, os dejamos estas maravillosas imágenes de gato bengalí ⭐

Agradecemos a nuestro modelo Obbywan por haber hecho más bella Gato Animal Conócelos en Instagram: @bengal_obbywan

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de tu navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso.
Saber más