Gato Burmés

Gato Burmés, Gato animal

Gato Burmés

Gato Burmés 1280 960 Orion


¿Cuáles son las características más comunes del gato Burmés?

El gato Burmés se caracteriza por tener un cuerpo de tamaño mediano, es bastante fuerte, redondeado, robusto, musculoso y compacto. En cuanto a su peso, oscila de los 5 a los 6 kilos en los machos y de 3 a 5 kilos en las hembra. 

A grandes rasgos, su cabeza es redondeada con unos pómulos bastante prominentes. Sus ojos están muy separados entre sí y son redondos, y muy expresivos en tonos amarillentos y dorados. En cuanto a  sus orejas, están separadas y son también de tamaño mediano. Su hocico y su nariz también son anchos, y su cola es recta, algo larga y redondeada en su punta. 

En cuanto a su pelaje, es brillante y sedoso. Al proceder de un clima cálido del sudeste de Asia, es muy ligero y está pegado al cuerpo, por lo que no requerirá un cuidado demasiado específico. El color del pelo debe ser sólido sin estampados, y actualmente se reconocen 10 variedades para esta raza, en los que profundizaremos más adelante.

Gato Burmés, Gato animal


¿De dónde proceden el gato Burmés?

El origen del gato Burmés no es del todo claro, ya hay diversas teorías. Por un lado, existen leyendas que se remontan al siglo XV y que cuentan que este era uno de los gatos que vivían en los antiguos monasterios birmanos, y que pronto se extendió por toda Tailandia.

Por otro lado, y sí vamos a documentación oficial, la raza tal y como la conocemos hoy, fue desarrollada en Estados Unidos en la década de los años 30, cuando el Dr. Thompson, un psiquiatra militar norteamericano de origen birmano, se llevó a la ciudad de San Francisco una gata de color avellana llamada Wog Mau para trabajar en la depuración de la raza mediante su cruce con otra, un macho de Siamés seal point que se llamaba Tau Mau. 

En 1936, la raza de gato burmés fue reconocida por la Cat Fanciers’ Association. Pero, a causa de los agresivos cruces con gatos de la raza siamés, este reconocimiento fue revocado una década después. Gracias a unos pocos criadores que continuaron trabajando en las características individuales de los gatos burmeses y en una clara distinción de la cría siamesa, en 1954 se volvió a reconocer como raza propia.

Para terminar, es importante saber que existen 2 variedades de la raza de gato Burmés; el gato Burmés americano, más redondo y robusto y el gato Burmés Europeo, más estilizado y con aspecto oriental.


¿Cómo es el carácter del gato Burmés?

El gato Burmés, es un animal muy sociable. Le encanta la compañía y están muy unidos a su familia. Curiosamente, es un gato que odia estar solo, aunque adora sus momentos de paz y tranquilidad. Son gatos muy observadores cuyo pasatiempo favorito podría ser admirar el mundo a través de una ventana o un balcón. 

Cuando es jóven, el gato Burmés es bastante activo y juguetón, por lo que sí tienes niños en casa, será el compañero ideal para ellos, y es importante que sepáis que es un gato que no suele sacar las uñas excesivamente, así que será un plus añadido como perfecto compañero de juegos.

También es un gato que le encanta estar con sus amos y reclamará continuamente mimos y atención, por lo que, a diferencia de otros razas, no es recomendable que los burmeses tengan que estar solos largos periodos de tiempo, ya que podría provocarle estrés por separación. Aunque es un gato que en ocasiones puede mostrarse algo celoso y territorial, también es muy capaz convivir con otros animales de compañía y si son de su misma raza, será perfecto su entendimiento.

Para terminar, es importante conocer que los burmeses son gatos muy comunicativos y aunque su tono de voz es muy potente, también es dulce y suave, por lo que si quieres un gato con el que mantener charlas interminables, el gato Burmés es tu mejor elección.

Gato Burmés, Gato animal
Gato Burmés, Gato animal

¿Qué se le puede dar de comer a un gato Burmés?

El gato Burmés es un animal bastante fuerte, longevo y glotón, por lo que necesitaremos racionar sus comidas para evitar enfermedades tan extendidas en el mundo felino como la diabetes y la obesidad.

Aunque es un gato activo, cuando llega a la madurez, su quema de grasas será menor, por lo que racionar sus comidas en pequeñas cantidades diarias, nos asegurará una correcta alimentación. Es muy importante proporcionarle un pienso de gran calidad para que su potente estructura ósea sea fuerte y sana. También puede alimentarse con comida húmeda pero no de forma diaria, ya que podría dejar de comer pienso y al fin y al cabo, es el mejor alimento para nuestro gato Burmés.

Últimamente, se está poniendo de moda la dieta BARF, cuyo ingrediente principal es la carne cruda, la cual le proporciona gran cantidad de vitaminas, nutrientes y minerales y lo mejos es que puedes hacerla en casa. ¡Échale un vistazo a esta receta y dinos qué le pareció a tu gato!


¿Cuáles son las enfermedades más comunes del gato Burmés?

Si eres el afortunado dueño de un gato Burmés, te alegrará saber que es un gato al que, hoy en día, no se le suelen asociar afecciones de ningún tipo propias de su raza, y prueba de ello es su longevidad. Este gato puede tener una esperanza de vida de 18  a 20 años, así que solo requerirá una serie de cuidados básicos para mantenerse fuerte y sano.

En sus inicios, la raza Burmese se vio afectada por enfermedades congénitas y hereditarias que ya no suponen una preocupación,  ya que los criadores profesionales se encargaron de escoger progenitores sanos, consiguiendo con ello unos cachorros fuertes y sin enfermedades hereditarias. No obstante, siempre es bueno conocerlas:

  • Esta enfermedad hereditaria, era provocada por la falta de la enzima Beta-hexosaminidasa. El síntoma más común eran alteraciones en el sistema nervioso del gato.

  • Esta enfermedad congénita, afectaba únicamente a la esperanza de vida del gato que la padecía, pero que no al resto de las crías de la misma camada.


Consejos antes de comprar o adoptar un gato Burmés

Nuestra página fomenta la adopción de gatitos, ya que hoy día nuestro país se encuentra desbordado por la gran cantidad de abandonos y la irresponsabilidad de sus dueños. Somos conscientes de que un gato Burmés es difícil de encontrar incluso en criaderos, por lo que mucho menos será posible su adopción, pero si al fin y al cabo solo quieres salvar una vida, entras en nuestras páginas de adopciones, donde podrás encontrar diferentes asociaciones con numerosos gatitos y gatos adultos, que esperan con ansia su hogar definitivo. Recuerda que adoptando, salvas vidas

Por otro lado, sí lo que quieres es comprar un gato Burmés, deberás encontrar un criador responsable y competente, con todos sus papeles en regla y que cumpla la normativa vigente. Normalmente, el precio de un gato Burmés suele rondar de los  500 a los 700 €. El criador te entregará a tu gatito alrededor de los tres o cuatro meses, ya que estarán completamente destetados y listos para ir a su nuevo hogar.

En España es difícil encontrar esta raza de gato, pero te dejamos un criadero de gato Burmés inscrito en la ASPE (Asocioción Felina española), afincado en Baleares.

(1647) BELLABONNY
Gwen D’Arcy
E – mail: gwen@bellabonny.com
Tel.: 971 872 690
Baleares


¿Cuales son los cuidados básicos del gato Burmés?

El cuidado del gato Burmés es bastante sencillo y básico. Un cepillado semanal es suficiente para preservar su ligero, brillante y sedoso pelo. En cuanto a su limpieza, es recomendable comprobar una vez a la semana, que sus orejas y ojos están libres de suciedad. Por lo demás, bastará con acudir a sus revisiones veterinarias para su vacunación y desparasitación. 

Otro aspecto a destacar en cuanto a las características propias de este gato es que es muy sensible a la temperatura, recordemos que proviene del sudeste asiático, por lo que no acepta bien los climas fríos y habrá que proporcionarle un ambiente templado o abrigarlo si lo sacamos de paseo.


Curiosidades del gato Burmés

¿Quieres conocer un poco más sobre esta fascinante raza felina? A continuación, vamos a contarte unas curiosidades que te dejarán de piedra.

Odia la soledad

El gato Burmés odio la soledad, por lo que no es adecuado para familias que estes largos periodos fuera de casa. Al ser un gato tan sociable, la soledad lo volverá triste y estresado.

Odia la soledad

El gato Burmés odio la soledad, por lo que no es adecuado para familias que estes largos periodos fuera de casa. Al ser un gato tan sociable, la soledad lo volverá triste y estresado.

No soporta los climas fríos

Al proceder de climas cálidos, su ligero pelaje está adaptado a temperaturas templadas, por lo que un clima frío no es propio para esta raza felina.

No soporta los climas fríos

Al proceder de climas cálidos, su ligero pelaje está adaptado a temperaturas templadas, por lo que un clima frío no es propio para esta raza felina.

Uno de los más longevos

El gato Burmés es un de las razas más longevas del mundo felino, ya que puede llegar a vivir entre 18 y 20 años. Será un compañero para un largo periodo de nuestra vida.

Uno de los más longevos

El gato Burmés es un de las razas más longevas del mundo felino, ya que puede llegar a vivir entre 18 y 20 años. Será un compañero para un largo periodo de nuestra vida.

Trepadores y saltadores

Los gatos Burmeses adoran saltar, trepar y las alturas, por lo que sí vives en un piso y tu gato no tiene acceso a parques o jardines, deberás proporcionarle estantes en alturas, trepadores y rascadores.

Trepadores y saltadores

Los gatos Burmeses adoran saltar, trepar y las alturas, por lo que sí vives en un piso y tu gato no tiene acceso a parques o jardines, deberás proporcionarle estantes en alturas, trepadores y rascadores.

Super cariñoso

El gato Burmés adora a su familia y los mimos, así que pedirá caricias y amor de forma constante. ¿Quieres un gato cariñoso? Este es el tuyo.

Super cariñoso

El gato Burmés adora a su familia y los mimos, así que pedirá caricias y amor de forma constante. ¿Quieres un gato cariñoso? Este es el tuyo.

Gran comunicador

El gato Burmés es un animal muy comunicador y con un maullido muy característico, ya que es potente pero a la vez muy dulce. Le encanta mantener tertulias con sus humanos y que atiendan sus deseos y peticiones.

Gran comunicador

El gato Burmés es un animal muy comunicador y con un maullido muy característico, ya que es potente pero a la vez muy dulce. Le encanta mantener tertulias con sus humanos y que atiendan sus deseos y peticiones.


10 tonalidades gato Burmés

En la raza de gato Burmés, el color del pelo debe ser sólido sin estampados, aunque en los burmeses de menor edad,  pueden ser un poco atigrados. Se reconocen diez tonalidades: azul, chocolate, sable y rojo, y sus variantes lila y champán y las combinaciones de dos colores como chocolate-tortie, azul-tortie, sable-tortie y lila-tortie.

Gato Burmés, Gato animal

Azul

El gato Burmés de color azul es muy llamativo, ya que el color gris azulado le da un reflejo plateado muy especial. La nariz y las almohadillas también son de este mismo color.

Gato Burmés, Gato animal

Lila

Cuando el color marrón se diluye en un gris paloma con un tono algo rosado, estaremos hablando de un gato Burmés lila. La nariz y las almohadillas tienen un aspecto de color lavanda.

Gato Burmés, Gato animal

Rojo

El Burmés rojo tiene un cálido pelaje rojo naranjado que lo hace único. La nariz y las almohadillas son rosadas.

Gato Burmés, Gato animal

Sable

Los burmeses de color sable destacan por su cálido color marrón oscuro que les hace destacar sus bellos ojos dorados. La nariz y las almohadillas también son oscuras.

Gato Burmés, Gato animal

Chocolate

El Burmés chocolate es diferente al color sable. Sus almohadillas también son distintas ya que a diferencia del Burmés sable las tenías oscuras, las del Burmés chocolate pueden ser desde canelas a tonos chocolate.

Gato Burmés, Gato animal

Champán

Podríamos decir que es un color beige más bien claro. La nariz y las almohadillas son, al igual que en el rojo, rosadas.


Combinaciones tortie 

Estas combinaciones de colores, describen a los gatos tricolores, que debido a sus características genéticas, casi todos los gatos son hembras.

Gato Burmés, Gato animal

Azul-tortie

Los burmeses con este tipo de pelaje, tienen los colores azul grisáceo y albaricoque. En cuanto a las almohadillas y la nariz,son rosadas o azul grisáceas, aunque también se permite la combinación de ambos colores.

Gato Burmés, Gato animal

Lila-tortie

Los gatos burmeses de esta tonalidad tienen un fondo gris paloma con manchas de color albaricoque o beige oscuras. La nariz y las almohadillas son rosadas.

Gato Burmés, Gato animal

Sable-tortie

Los gatos burmeses sable-tortie tienen un color rojizo con manchas marrones oscuras. La nariz y las almohadillas pueden ser marrones o rosadas.

Gato Burmés, Gato animal

Chocolate tortie

En estos burmeses, el color de fondo chocolate se complementa con manchas beiges. La nariz y las almohadillas pueden ser color chocolate o rosadas.

Gracias a nuestro @ourlionsimba por regalarnos su dulce mirada y su enigmática belleza.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de tu navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso.
Saber más