Gato persa


Gato persa y sus características

El gato persa es una de las razas felinas más populares y bellas en los hogares de los amantes de los gatos. Un animal que ha formado parte de la historia del ser humano desde la antigüedad.


¿De dónde proceden los gatos persas?

El origen del gato persa se remonta al siglo XVII. Los primeros ejemplares fueron importados desde Persia (actual Irán) a Italia por el viajero Pietro della Valle. Simultáneamente, desde Turquía el gato de Angora, llegó a Francia de la mano de Nicolas-Claude Fabri de Peiresc. El gato persa gris procedía de la antigua Persia, mientras que el gato de  Angora blanco, procedía de Turquía.

La raza de gato Persa actual, se desarrolló a finales de 1800 en Inglaterra, siendo resultado de cruces entre el Persa y el Angora Turco. Así se consiguió su actual y característico pelaje, el cual, lo hace único.


¿Cuáles son las características más comunes de los gatos persas?

El gato persa exótico tiene una morfología peculiar. Su cuerpo es compacto, redondo y musculoso, y su estructura ósea es robusta y sólida. Podemos destacar sus bellas patitas por ser cortas y gruesas. Por lo general, el gato persa es un animal de estatura mediana a grande, de entre 40 a 50 centímetros. La principal característica de esta raza es su pelaje espeso, abundante, largo y sedoso. Su cola también presume de ser bastante poblada y levemente redondeada en el extremo. Para finalizar, me gustaría aclarar un dato curioso, ya que mucha gente confunde el gato exótico de pelo largo con un mal llamado gato persa americano. El mal llamado gato persa americano, no es un gato persa.

gato persa, Gato persa, Gato animal

«De todas las criaturas de Dios, solo hay una que no se puede esclavizar con la correa. El gato».

Mark Twai


¿Cómo es el carácter de los gatos persas?

El carácter del persa es casero, tranquilo y dormilón. A estos gatos de aspecto de peluche les encanta estar en casa, y son muy fáciles de educar, siempre con cariño y paciencia. En general, es un gato poco activo, sosegado y cariñoso. Les encanta la compañía y son especialmente sociables con los niños. Son los llamados reyes del sofá.


Tipos de gatos persas

gato persa, Gato persa, Gato animal


¿Qué se le puede dar de comer a un gato persa?

Lo más importante para el gato persa, es elegir un pienso con un tamaño croqueta pequeño, ya que se trata de una raza braquicefálica, seleccionada para tener una nariz chata y sumado a su peculiar anatomía de cara y mandíbulas les produce dificultades para atrapar los granos de pienso con los dientes. Como dato curioso, la mayoría de gatos persas utilizan la lengua en vez de los dientes para comer el pienso, por eso es importante elegir un pienso con tamaño de croqueta pequeño. También es importante que las comidas no seas copiosas, sino pequeñas raciones en intervalos de tiempo más cortos debido a que el persa exótico tiene tendencia a engordar y, no querrás tener un persa gordo? No es por estética, sino por su salud.

 


¿Cuáles son las enfermedades más comunes de los gatos persas?

  • Consecuencia de la conformación de su nariz, lo cual repercute en la eficiencia de su respiración. Por este motivo, los gatos persas no son tan activos

  • Exoftalmos: el ojo no cabe dentro de su órbita y como consecuencia, se produce una deformación de los lagrimales, derramando lágrimas fuera de su ojo, lo cual provoca la típica mancha oscura entre el ojo y la nariz.

  • Tricobezoares (bolas pelo en el estómago) por ingestión de pelo a la hora de acicalarse.

  • Los gatos persas son una raza muy proclive a padecer esta enfermedad, consistente en el desarrollo de quistes en la zona renal, que si no se tratan crecen y se multiplican. Se calcula que un 38% de los gatos persas sufren esta enfermedad hereditaria.

    Por dicho motivo, a los gatos persas se les deben practicar ecografías anuales a partir de los 12 primeros meses de vida.


Consejos antes de comprar o adoptar un gato persa

  • Cachorro: tienes que tener en cuenta que deberás tener paciencia para educarlo y tiempo para jugar con él ya que el gato es un animal que tiene demasiada energía y es bastante hiperactivo. Si lo que quieres es comprar un gato persa bebé o pequeño, deberás saber que el precio de un gato persa suele rondar entre 250 y 700 €. Por otro lado, si lo que deseas es adoptar un gato, he de decirte que te resultará complicado, ya que son gatos muy demandados y su abandono es prácticamente nulo, y en caso de que lo encontraras, sería un gato persa adulto.

    Adulto: Un gato adulto ya tiene los conocimientos básicos aprendidos y acostumbrarlo a un nuevo hogar será más sencillo, además de darle una segunda oportunidad.

  • Un gato es que un felino necesita 4 espacios esenciales dentro de su hogar:

    • Zona de aseo: Un espacio en el que siempre esté su arenero. Nunca debe estar cerca de la comida y a ser posible en un lugar ventilado.
    • Zona de juego: Imprescindible un rascador si no quieres que tus muebles sufran y tener preparada su zona de juegos equipada con juguetes, bolas, túneles y todo lo que se te ocurra.
    • Zona de alimentación: Debe estar lejos del arenero y tener agua fresca y un tazón de pienso. Hoy día existen fuentes de agua para gatos que mantienen el agua fresca y depurada. Les encanta!
    • Zona de descanso: Esta zona es muy relativa y cada gato decide cuál será la suya. puede ser su rascador, tu cama, o tu jersey favorito.
  • Niños: Si tienes niños pequeños debes prepararlos para la llegada del nuevo miembro. Los gatos suelen ser muy cariñosos, pero también independientes, así que tendrás que enseñas a los niños a jugar, acariciar, y tratar a tu gato y a respetar su tranquilidad cuando lo necesite.

    Otra mascota: Los gatos son bastante territoriales, así que asegúrate que el resto de mascotas que haya en casa se puedan llevar bien con el. Una buena presentación entre ellos es fundamental, así que al principio, dale un espacio privado al gato, y ve introduciéndole poco a poco en el resto de la casa. Deja que las mascotas se huelan entre sí y vigila los primeros encuentros de forma constante y así, poco a poco perderán el miedo.

  • El veterinario deberá comprobar que todo está en orden y si es necesario, será vacunado y desparasitado. Si tienes otros animales en casa puedes poner en riesgo su salud al llevar a otro animal que pueda transmitir enfermedades. No lo dejes!


¿Cuales son los cuidados básicos de los gatos persas?

La higiene del gato persa es fundamental ya que este tipo de raza presentar unos cuidados específicos

Cepillar pelo

Entre 5 y 10 minutos al día para evitar la formación de nudos y de bolas de pelo. Es bueno asociar cepillado con premio para así acostumbrarlos y conseguir que la experiencia sea lo más agradable posible.

Malta

Proporcionar malta u otro producto similar con regularidad para ayudarles a eliminar las bolas de pelo de su estómago.


Curiosidades de los gatos persas

Gato aristocrático

Muy solicitado por la aristocracia del siglo XIX por su gran belleza y largo pelaje. Al parecer, los aristócratas de aquella época demandaban mucho el pelo largo en los gatos, con lo que unido al imponente aspecto físico del gato persa, se les introdujo el gen del pelo largo, a través de su hibridación con el gato de Pallas, y así comenzó a llamarse el gato aristocrático.

Gato aristocrático

Muy solicitado por la aristocracia del siglo XIX por su gran belleza y largo pelaje. Al parecer, los aristócratas de aquella época demandaban mucho el pelo largo en los gatos, con lo que unido al imponente aspecto físico del gato persa, se les introdujo el gen del pelo largo, a través de su hibridación con el gato de Pallas, y así comenzó a llamarse el gato aristocrático.

No tienen instinto de caza

Los gatos persas no tienen instinto de caza ni otras características propias de animales salvajes, como el afán de protección o el instinto territorial. Esto se debe a que el gato persa ha sido un animal doméstico desde sus inicios, no ha necesitado desarrollar estos instintos salvajes propios de sus congénitos, por lo que ha terminado desarrollando un temperamento muy tranquilo y adaptado a la vida en el hogar.

No tienen instinto de caza

Los gatos persas no tienen instinto de caza ni otras características propias de animales salvajes, como el afán de protección o el instinto territorial. Esto se debe a que el gato persa ha sido un animal doméstico desde sus inicios, no ha necesitado desarrollar estos instintos salvajes propios de sus congénitos, por lo que ha terminado desarrollando un temperamento muy tranquilo y adaptado a la vida en el hogar.

Colores

Como dato curioso, los gatos de esta raza cuando son machos solo pueden poseer dos colores, mientras que los que tiene tres colores, son casi siempre hembras. Todo esto se debe a los genes que dan los colores a los gatos.

Colores

Como dato curioso, los gatos de esta raza cuando son machos solo pueden poseer dos colores, mientras que los que tiene tres colores, son casi siempre hembras. Todo esto se debe a los genes que dan los colores a los gatos.

Pedigree

El gato persa es una de las razas de gatos más populares a nivel mundial, de hecho, el 75% de los gatos con pedigree registrados son persa.
El pedigree es un documento en donde figura el árbol genealógico o el certificado de origen del animal. Incluye los nombres de los padres, abuelos y bisabuelos del felino.
El pedigree lo tramita el responsable del criador, que será quien inscriba la camada a alguna asociación como FIFE o TICA.

Pedigree

El gato persa es una de las razas de gatos más populares a nivel mundial, de hecho, el 75% de los gatos con pedigree registrados son persa.
El pedigree es un documento en donde figura el árbol genealógico o el certificado de origen del animal. Incluye los nombres de los padres, abuelos y bisabuelos del felino.
El pedigree lo tramita el responsable del criador, que será quien inscriba la camada a alguna asociación como FIFE o TICA.

Gracias a Leonidas por su maravillosos ojos, su preciosa carita y hacer que nuestra página luzca tan elegante.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a travĂ©s de tu navegaciĂłn. Si se continĂșa navegando, consideramos que se acepta su uso.
Saber mĂĄs